Videntes en Álava

Testimonios Videntes en Álava

Soy Marijose y me gustaría comentaros mi experiencia con una fantástica vidente de Álava. Para mi se ha convertido prácticamente en una amiga de confianza, una confidente con la que hablar abiertamente de mis problemas y conflictos internos, sin prejuicios ninguno y sabiendo que ella esta ahí para escucharme y comprenderme y lo mejor de todo siempre tiene respuestas adecuadas que me ayudan y me guían en mis bloqueos.

La cuestión es que yo tenia un negocio, una empresa que se dedicaba al cuidado estético de animales, lo que mucha gente llama una peluquería canina… Yo salí del curso de peluquería y estética canica completamente motivada, me comía el mundo estaba segura de montar mi propio negocio y que todo iría sobre ruedas. Así que es lo que hice, tenia un poco de dinero ahorrado de trabajar como camarera varios años y decidir invertirlo en un local en Álava para levantar mi negocio. Me gaste hasta el ultimo céntimo en la entrada del local y tuve que pedir un préstamo al banco para reformarlo y acondicionarlo a mi manera. Pero no me importo realmente me sentía positiva y estaba segura de que lo iba a conseguir.

Pero llegó el momento en que tenia que abrir el centro y ahí estaba yo con todas mis energías y buenos sentimientos. Durante las tres primeras semanas no vino absolutamente nadie salvo dos amigas mías que sabían de la ilusión que tenia por la peluquería canina. Intente no desmoronarme ya que me decía a mi misma que era normal, que acababa de abrir y nadie me conocía aun. Apenas tenia dinero así que tuve que pedir prestado a mis padres para la impresión de unos carteles y unas tarjetas de publicidad y me dedique como una semana a pegarlos por todo Álava. Mi gozo en un pozo, ni con esas conseguí atraer clientes. Ya comencé a preocuparme, ya habían pasado casi dos meses desde la apertura y no tenia clientes. No iba a poder pagar los pagos mensuales del local, ni del banco tampoco quería seguir pidiendo dinero prestado ya que mis padres no es que le sobre.

Un día aburrida en el local vi un anuncio en una revista de las que tenia en la mesa sobre videntes en Álava. Me llamo la atención y me dije a mi misma… bueno, al menos seguro me da un punto de vista diferente a los que yo tengo en mente. Así que decidi llamarla, la verdad que era algo económico.

Bueno!!! La impresión que me dio esta vidente de Álava no tiene precio, eso es algo extraordinario y maravilloso, sentía que realmente sabia lo que estaba ocurriendo a la perfección. El caso es que tras esta consulta me mando realizar un ritual de limpieza con limón, sal y otros productos que ahora no recuerdo, me lo dio bien especificado. Así que como no tenia que hacer nada con la tienda vacía me puse a limpiarla tal como ella me dijo. Y no lo vais a creer!!! Justo en el último segundo en que estaba terminado de limpiar llegó mi primer cliente de verdad, no podía ser casualidad. A partir de la semana siguiente comenzó a llegar clientela y ha día de hoy la sigo manteniendo y tengo un negocio estable y próspero. Gracias a esa Vidente de Álava. ^_^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *